Día del Orgullo Friki 2007






Talleres de Henna



¡Aviso Importante!

Por cada comentario que escribáis en Sistema Anoat, un dólar será enviado a un niño camboyano sin brazos que está atado por el torso a la pata de un elefante.

Si no reenviais este mensaje, una niña muerta se os aparecerá esta noche mientras dormís, tendréis 15 años de mala suerte, el negro nazi os daá una paliza, os pincharéis con una jeringuilla cuando os sentéis en el cine, el messenger será de pago y no volveréis a probar la tortilla de patatas.

¡Esto no es ninguna broma, es totalmente en serio!

Mike Dohanson (Ohio) no escribió ningún comment y fue atropellado por un camión a la salida de su trabajo.

Louis Lopard (Vancouver) se limitó a entrar en la web y no opinar, y poco después cayó por una boca de alcantarilla mientras paseaba de camino a su casa.

Así­mismo, se dice que Helen Mibna (Sao Paulo, Brasil) fue perseguida varias calles por un chupacabras por quejarse reiteradamente de la falta de actualización de la web.

Gracias por vuestra atención.


Web optimizada para Firefox a 1024 x 768

 

  sábado, octubre 29, 2005

¡Qué Valor!

Hola visitantes. Quiero compartir con vosotros una experiencia algo frustrante que me ocurrió hace un par de días.

Estábamos Bea y yo dando vueltas por Callao, buscando algún disfraz para Halloween. La búsqueda fue un fracaso, así que decidimos darnos un pequeño homenaje e irnos a merendar a la prestigiosa Chocolatería Valor, la que está al lado de Callao. Hace un tiempo habíamos comprado unos bombones ahí, y la verdad es que estaban sublimes. Así que ahí fuimos.



Una camarera bastante rara nos sacó de la mesa junto a la ventana en la que nos habíamos sentado, porque era de cuatro personas, y nos llevó a una de dos. Bueno.


Cogemos la carta de chocolates. Después de pensar un poco y de hacerme la boca agua, decido pedirme un chocolate a la taza blanco que tenía una pinta estupenda. Costaba 4 euros, así que ya podía estar bueno...
A los dos minutos, me traen el chocolate. "Qué bien, qué rápido", pensé yo.
Nos ha jodío, no lo van a traer rápido. ¡Era un chupito! ¡Un puñetero chupito de chocolate blanco a la taza! Eso sí, en un taza muy bonita, ideal de la muerte, llena de florituras que no se comen, pero se pagan.
Ah, y estaba acompañado de tres avellanas. Uy, qué bien, ya me siento menos estafado y menos ultrajado.
Ya me siento más feliz por haber tirado 500 pelas por la taza del vater.

Como diría la Raja (The Reich):

¡Ah, pero qué valor!

Se me quedó una cara que me dieron ganas de decirle a la extraña camarera si era una broma. Yo miraba a Bea, que se reía mientras tomaba su valorcao y su bocadillo de chocolate, una merienda que le había costado casi la mitad que mi chupito de mierda. Me lo iba tomando a sorbitos, para no acabarlo muy deprisa. Pero me lo podía haber tomado en un sorbo, tranquilamente. Y además, no estaba ni frío ni caliente. Estaba templado. Pero qué coño es eso.

El chupito más caro de mi vida, vamos.

Cuando decidimos pedir la cuenta, nos damos cuenta de que en el Valorcao de Bea tenía que venir una sorpresa. Motivados por la euforia y por el surrealismo del momento, decidimos reclamar la sorpresa que nos correspondía como clientes que somos. La camarera nos dijo que ahora lo traía, que era un lápiz para niños. Bueno, pues un lápiz, qué bien.
Al rato viene, y me da una especie de tubito con una cuerda para colgártelo al cuello. Me dice: "es para la playa". Y se va. Yo abro esa especie de falo en miniatura y veo que está vacío. Nos descojonamos de risa. Qué bien, un pastillero para guardar las pirulas en mis largas noches de discoteca, y gratis.


Valor piensa en vosotras, chicas: he aquí un titánico tampón para esos días difíciles

Cuando vino a traer la cuenta, estuve a punto de decirle que lo había abierto, y que dentro no había ningún lápiz, pero al final pasé porque nos habríamos descojonado de risa.

Yo aprendí una lección de esto, y la quiero compartir con vosotros: Si vais a Valor a merendar, no pidais el chocolate blanco a la taza de 4 eurazos. O mejor, no vayais a merendar ahí.

¡Que viva San Ginés, eso sí es una chocolatería castiza y entrañable!

5 Comments:

Blogger candyk said...

¡Qué valor! Eso es un portatampax estupendo para ir a la playa. Si es que nos quejamos de vicio...

3:14 p. m.  
Anonymous rafv said...

Javato, disculpa que vaya con tanta prisa, pero por culpa de un bulo publicado por la cadena Tebeos en el "Tebeo Tvo", las autoridades de la blogósfera intentan capturarme. Por favor, ayúdame a escapar.
Rafv

10:56 p. m.  
Blogger rafv said...

Estimado blogociudadano. Las autoridades nos han informado de las huellas que Rafv ha dejado en su blog hace un instante. La cadena Tebeos, colaborando con las autoridades, le pide que nos facilite cualquier pista que nos ayude a capturarlo, con el fin de mantener el orden de la blogósfera en paz.
Así mismo, la cadena Tebeos, comprometida con el bienestar social, le pide su colaboración para subsanar las incomodidades que esta cacería pueda causar. Si usted sabe de alguien que se vea emocionalmente afectado por los desplazamientos de Rafv, háganoslo saber. El canal dará una valiosa recompensa: un link tanto para el notificante como para la víctima, en su sección "mando a distancia"
Que tenga muy buenas noches y gracias por su colaboración.

10:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

eso del rafv lo he visto en otros blogs, no sé que será pero es un rato raro.

Y joe os veo extrañados y me siento rara... ¿nunca habíais visto un monedero de esos para la playa? Yo tenía de pequeña, creía que ya no los hacían.
Aunque no voy a decir que sean una maravilla del diseño ni del sentido práctico.

ah, soy crispa, el trasto ya no se acuerda de mi contraseña y yo tampoco

12:08 a. m.  
Blogger Javato said...

A mí mas bien me recuerda al dinero para las emergencias de Torrente 2 XD

3:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 


Sistema Anoat
•••