Día del Orgullo Friki 2007






Talleres de Henna



¡Aviso Importante!

Por cada comentario que escribáis en Sistema Anoat, un dólar será enviado a un niño camboyano sin brazos que está atado por el torso a la pata de un elefante.

Si no reenviais este mensaje, una niña muerta se os aparecerá esta noche mientras dormís, tendréis 15 años de mala suerte, el negro nazi os daá una paliza, os pincharéis con una jeringuilla cuando os sentéis en el cine, el messenger será de pago y no volveréis a probar la tortilla de patatas.

¡Esto no es ninguna broma, es totalmente en serio!

Mike Dohanson (Ohio) no escribió ningún comment y fue atropellado por un camión a la salida de su trabajo.

Louis Lopard (Vancouver) se limitó a entrar en la web y no opinar, y poco después cayó por una boca de alcantarilla mientras paseaba de camino a su casa.

Así­mismo, se dice que Helen Mibna (Sao Paulo, Brasil) fue perseguida varias calles por un chupacabras por quejarse reiteradamente de la falta de actualización de la web.

Gracias por vuestra atención.


Web optimizada para Firefox a 1024 x 768

 

  sábado, octubre 08, 2005

Pequeña crónica de un día mágico

Hace dos días comencé el nuevo curso, y ya estoy agotado. Será que no me hago a la idea de madrugar como un animal los lunes y martes. O será que estaba muy a gusto tocándome las narices y sin hacer nada durante tres meses. Va a ser eso. Aunque la verdad es que por fin me siento en una universidad normal. El nuevo edificio donde hemos comenzado el curso los alumnos de segundo ciclo de Periodismo es amplio, está limpio, y nuevecito, aún no ha sido mancillado por los pijipis piojosos que pululan por la Facultad de Ciencias de la Información. Hasta las clases son más clases, y las asignaturas parecen útiles, y todo. A ver cuánto dura esto.

Hace bien poco he revelado muchos carretes de fotos, y entre ellos se encuentran las fotos del estreno del Episodio 3. Tienen muy mala calidad, pero creo que este evento merece aunque sea una pequeña crónica fotográfica.
No se puede enseñar con estas fotos el ambiente que había. De camino al Kinépolis, veias gente disfrazada, algunos de forma profesional, del secundario más secundario y con kilos de maquillaje. Y bajo un sol de justicia, preguntad a cualquiera y os dirá que se asó de calor. Eso es devoción. Yo iba con mi sable de luz de Anakin Skywalker y con una coleta de padawan en el bolsillo, elaborada con mucho amor por Bea, que siempre acaba metida en todos mis embolaos y frikadas varias. No era un disfraz muy consistente, pero yo iba muy feliz.



Dentro, más gente disfrazada, y un ambiente estupendo.


A mí ver gente disfrazada me pierde, ya lo sabéis.




Pues eso



Por un lado, gozo, frikismo e ilusión
Por el otro, calor, hastío y cansancio
¡¡Con lo bien que hubiera quedao la foto tio!!


De izquierda a derecha, Damián, Adolfo, yo, Igna, David y Bea

Una avalancha de personas se agolpaba frente a la entrada de las salas, esperando que alguien quitara el cordón para poder disfrutar por fin de la película que llevaban esperando toda su vida. La sensación general superaba la mera expectación. Había tensión, nerviosismo, y mucha ilusión. Siempre recordaré cuando la gente empezó a gritar y a aplaudir. Por fin habían levantado el cordón, diez minutos antes de que empezara la película, y toda esa carga emocional de decenas de frikis ilusionados había estallado.


Entre la multitud, más amigos

Camino a la sala donde se proyectaba tan esperado filme, la espectacular exposición de material Star Wars que pudimos ver en la zona de las taquillas se extendía por todo el pasillo. Libros, cascos, maquetas, dioramas, una auténtica gozada.
Justo antes de entrar en la sala, dos lores del sith comenzaron a luchar delante nuestro, sin más coreografía ni ensayo que su propio frikismo.
Ya dentro de la sala, minutos antes de que empezara la película, me comían los nervios. Había mucho Vader sentado en esa sala, muchos con sables de fibra de vidrio (una pasta), y hasta un Jar Jar Binks en las primeras filas, objeto de todo tipo de burlas y amenazas verbales.



El círculo se cierra, y nosotros vamos a verlo


Ya sentado y enseñando mi entrada, feliz como una perdiz

Cuando apagaron las luces, y apareció el logo de la 20 th Century Fox, el tiempo se paralizó. Había llegado el momento. Un ruidoso sector del público, entre el que yo me encontraba, comenzó a aplaudir a y gritar cuando apareció el mágico emblema de LucasFilm, el que te avisaba de que la espera había comenzado. Llevaba esperando ese momento toda la vida: el final de la saga, y a lo grande. No me podía creer que el momento hubiera llegado.


Cuando llegó el FINAL (qué digo final, FINALAZO) y aparecieron los créditos, aplaudí emocionado, muy feliz pero también muy triste. Sabía que no solo había terminado la película. Había terminado la saga, la posibilidad de ver un estreno Star Wars en un cine, la maravillosa espera de un nuevo teaser, un nuevo trailer. Había terminado, y no pude evitar sentirme bastante triste.

Pero Star Wars sigue viva para siempre en los verdaderos causantes de su éxito: los aficionados. Unas semanas después, regresé a ver el final de la saga, en la mayor sala de todo el Kinépolis (25) y, momento histórico, en formato digital. Era la 1 de la mañana, y la sala parecía un estadio de futbol. Estaba lleno hasta arriba, mucho más que el día del estreno. Cuando salí del cine a las 4 de la mañana, comprobé lo que ya me imaginaba: había disfrutado la película mucho más que la primera vez, y no tuve ninguna duda al afirmar que era la mejor de toda la saga. Ver algo así en formato digital es una auténtica maravilla visual, un lujo para los sentidos.
Igna y yo pudimos haberla visto a las 22:00, en otra sala, y en formato normal, pero el Episodio 3 se merecía el esfuerzo. Vaya si lo mereció.



Una foto MITICA, de las más frikis que tengo. Día del estreno, recién terminada la película, con los créditos de fondo aún proyectándose.

Que la vuelta a las clases os sea leve, y que la Fuerza os acompañe.



4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Jajaja! sí que tenía cara de pocos amigos XD

Ahora visto de lejos merecío la pena, pero la hora y media de viajes con calor, fue insufrible XD

AKA POWA!

HOYU

12:13 p. m.  
Blogger candyk said...

La última foto es genial. Menos mal que se me ocurrió A Mï hacerla, señor profesor, que la idea fue mía y de nadie más, hala, que se chinche el resto que no tiene mi inteligencia privilegiada (sic.)... ;-)

Me encanta acompañarte a tus frikadas. ¡Si hasta me lo paso bien y todo!

Novias sufridoras de la Causa al poder!!!!!

9:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo también soy persona y me lo pasé muy bien.

Lo del formato digital fue la bomba y sobretodo la explicación anterior de como iba a ser.

DD :)

12:14 p. m.  
Blogger Javato said...

"Se disponen a disfrutar de un sistema revolucionario y único en el mundo, el estandar del futuro en el que las imperfeccions visuales han sido eliminadas. Así funciona el sistema digital, el sistema del futuro".

¡Momento glorioso neng!

Saludos a todos, unidos en la Fuerza.

2:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 


Sistema Anoat
•••